Torimbia, el paraiso prometido en Asturias.

 

Un día de sidras que iban y venían con unos amigos de aquí, le contábamos que estábamos encantados con Vega, una playa de Asturias que queda a unos 30 minutos de casa; fue en ese momento en el que Rosa dijo: “Tienen que ir a conocer Torimbia, el paraíso prometido en Asturias ” y rió. Sonaba ser una película como “La Laguna Azul” y le preguntamos mas sobre ella. Nos contó que había que caminar mucho para poder acceder y que no era apta para cualquier persona. MAS GANAS NOS DIERON DE VISITARLA.

 

Así fue que un mediodía de sábado de verano, cerramos el estudio, preparamos el mate y nos fuimos a ver QUE ONDA playa Torimbia.

Estacionamos en un parking habilitado sobre la ruta LLN11 del concejo de Llanes ya casi sobre el pueblo Niembro. Cogimos las mochilas y la carpa y empezamos la caminata. Hicimos el recorrido un poco por intuición y un poco utilizando la señaletica del lugar. Hay dos Playas prácticamente juntas. Toranda y Torimbia, pero hoy solo fuimos a ver la segunda. Caminamos atravesando parte del pueblo Niembro, que por cierto lo que pudimos ver de él es precioso y ya quiero volver para recorrerlo un poco más con detenimiento. Había muchísimo autos estacionados sobre las mismas calles del pueblo.

Obviamente éstos coches estaban aparcados de forma incorrecta ya que no eran espacios habilitados. Incluso algunos estaban obstaculizando la carretera y en lugares donde estaba expresamente prohibido hacerlo. Vimos unos 50 autos con multas impartidas por el ayuntamiento, la mayoría eran de 200€. (Lindo souvenir de la visita a  playa verdad?) Entendemos que la distancia para llegar a la playa es bastante larga para un día de verano bajo el sol, pero NO SE PUEDE ESTACIONAR DONDE TE DE LA GANA.

 

LLEGANDO

Ya faltaba poco, nos estábamos acercando, el camino nos había llevado a una colina muy alta desde donde podía ver el mar, el inconfundible cantábrico y su color azul claro profundo con betas turquesa.

Alcanzamos la sima de la sierra, a nuestras espaldas veíamos Niembru, de frente el mar y a nuestros pies la inconfundible playa. En ese mismo instante nos dimos cuenta porque era:  Torimbia, el paraíso prometido en Asturias.

Desde lo alto pudimos ver su forma de concha de mar casi perfecta. Aguas turquesa y una arena blanca haciendo un contraste hermoso. Torimbia es, debido a su vegetación y medio ambiente, “Paisaje Protegido de la costa Oriental de Asturias” ¡Simplemente es espectacular! El murallón de la montaña termina de darle un marco ideal a esta playa, el cual esta cubierto de verde y unas flores autóctonas preciosas que bañan el paredón.

Su ubicación y su difícil acceso la convirtieron con los años en lugar sumamente especial y bien predispuesto para todas aquellas personas que les gusta practicar el nudismo, así que ese fue el detalle final que hizo que la apodáramos como la película: “Laguna Azul” estábamos seguros de estar en Torimbia, el paraiso prometido en Asturias.

 

ENTRANDO AL PARAÍSO

Seguimos avanzando y bajando por un pequeño camino de tierra y piedras (si vas a ir, procura tener un buen calzado, no como yo que estaba de ojotas y sufrí cada piedrita) hasta llegar la bajada final a la playa que caía directo al mar.

No se que sensación fue mas fuerte: la de llegar y pisar era arena blanca y fina después de una larga caminaTa, o ver a todas esas personas en pelotas, jajajaja. Si bien en playa de Vega hemos visto varios nudistas, es muy distinto entrar en una playa nudista nudista. Había personas en traje de baño pero eran la minoría.

A primera vista te sientes sapo de otro pozo, como que vos, que estás vestido es el que esta mal, jajaja.  Puede ser algo psicológico pero esa fue mi sensación. La gente hace vida normal de playa pero desnuda. Pasea, corre, toma sol, camina, nada, juega a la paleta…. cosas normales pero en pelotas. Por eso es que, para alguien que esta por primera vez en uno de estos lugares, es un tanto extraño y chocante. Luego de un rato te acostumbras y se vuelve algo normal. Tampoco es que estas mirando genitales todo el tiempo, es como que mágicamente la sinergia del lugar te lleva a que sea algo normal y cotidiano.

Adios Torimbia

El sol empezaba a caer y la brisa del mar empezaba a mojar un poco. Decidimos guardar nuestras cosas, limpiar el mate, desarmar y guardar la carpa, pero antes… ¡HABÍA QUE CAMBIARSE!

Ya quedaban pocas personas en la playa ( aproximadamente 15 distribuidas en toda la extensión de arena)  así que decidimos aventurarnos unos instantes en esta experiencia nudista y cambiarnos AL AIRE LIBRE.

Fueron tan solo unos minutos pero fue extraño y liberador al mismo tiempo. Si algún día volvemos, seguramente sera otra vez con bañador, tampoco es que seamos tan osados.

Les dejo las fotos de esa tarde distinta que vivimos.

Caminito al mar
Parte del camino par acceder a la Playa Torimbia
La vie en bolas
La vie en bolas
Desde la playa
Desde la playa
Libres
Libres
Una selfi playera
Una selfi playera
Nuestro compañero, el Mate.
Nuestro compañero, el Mate.

Para volver a casa tuvimos que subir nuevamente la colina y nos encontramos con un atardecer hermoso ♥

 

El hermoso atardecer
El hermoso atardecer
Ultimos rayos antes de la sombra de la colina
Últimos rayos antes de la sombra de la colina
De película
De película

 

 

Gracias por leer el post! Si te gustó podes dejar tu comentario mas abajo!

¡BESOS!

Noe.-

 

 

Otra playa paradisiaca que visitamos: http://phototravel.me/playa-desierta-preferida-la-unica-conozco/
Para mas informacion de Asturias te recomiento visitar la Web de Turismo Asturias  https://www.turismoasturias.es/

6 Comments

  1. Hermosas playas, lástima que los viejitos en bolas arruinaron algunas jaja
    Cuánto por ver y conocer hay! estoy maravillada con tus stories.
    Besos!

    1. Jajajajaj Si Betty! Pero hay que focalizarse en lo lindo del paisaje! jaja
      Al principio fue muy chocante y después hicimos la nuestra sin prestar tanta atención a los demás. Nosotros chochos con ese mar hermoso y nuestro mate ♥

  2. Que hermosa playa y que lindo atardecer!!! Cuantos lugares maravillosos hay que uno no conoce! Gracias Noe, me estás haciendo pasear por los rincones más bonitos de Europa!
    Que experiencia la de la playa nudista jaja a uno le da risa, incomodidad y todas esas cosas porque no está acostumbrado. Bien que se animaron a cambiarse ahi jajaja como dice el dicho “donde fueres, haz lo que vieres” 😛
    Hermoso post! Me encantó!
    Besote!

    1. Jajajaja si! Fue así como lo describis: Gracioso e incomodo. Obvio que me reia por dentro para que nadie se ofenda jajajaja. No sabemos que tan suceptibles puden ser los nudistas. (Igual creo que 0, porque era tan normal para ellos…)
      Gracias por tu comentario Puli hermosa! ♥

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *