Teleférico de Fuente Dé. Tocando el cielo con las manos

Telesferico de Fuente De

La verdad es que no tengo la cuenta del el tiempo que llevo queriendo conocer este lugar, pero con tranquilidad podría decirles que varios meses. El Teleférico de Fuente Dé era uno de esos lugares en los que quieres ir pero tienes que encontrar el momento perfecto para hacerlo, ya que no está lejos, pero el clima tiene que ser el indicado para hacerlo. Con Tato, veníamos viendo que se venían tiempos de sol según las predicciones del clima, pero nunca lo sabes con exactitud hasta ultimo momento.

La fecha que nos pusimos para ir, tenia que coincidir justo con un día de sol, para que la experiencia fuera perfecta, y así fue. Nos levantamos esa mañana y el sol ya no auguraba un día esplendido, pero claro, todavía teníamos que recorrer unos 160 km y rogar que el día se mantuviera igual. (En en norte nunca sabes cuando se puede ir todo al garete, jaja!) Así es que, mate en mano, nos metimos de lleno en la ruta para llegar en aproximadamente 2 horas a nuestro destino.

El camino hacia el lugar es muy hermoso, sobre todo en la parte en la que hay que atravesar todo el Desfiladero de Hermida, que es un sueño! Ya es la tercera vez que pasamos por ahí, y siempre digo que me gustaría volver, pero para hacerlo caminando.

Antes de llegar a Teleférico se atraviesan por ciudades hermosas como Potes , La Hermida y también se cruza por la entrada a otros pequeños pueblos de montaña que tiene cientos de años.

De lejos se veían picos, algunos desnudos y otros vestidos de nieve. Se asomaban y se escondían en cada curva de la carretera, como si estuvieran bailando. Era realmente hermoso y el día estaba tan limpio y claro.

Llegando al Teleférico de Fuente De
Llegando

Las montañas se hacían cada vez mas grandes, eso solo podía significar que, cada vez faltaban menos minutos para llegar. La ansiedad que manejaba era importante, pero el sandwich (que era para el almuerzo) lo soluciono bastante bien.
Ultimo tramo, ya con la montaña bestialmente grande de frente, atravesamos un pinar y ahí estaba el parking del Teleférico Fuente Dé ♥.  Estacionamos el coche en la primera fila de cara al macizo. La verdad fue algo sub real, parecía estar en un auto cine con una pantalla gigante en el frente. ¡Y ni les cuento el grito que pegue, cuando vi que por el medio caía una cascada!

Nos bajamos y estaba tan impresionada, que no sabia si mirar y contemplar un rato, sacar fotos o filmar. Por ahí me suele pasar que en el afán de obtener una x foto, me pierdo de vivir el momento. En ese instante recordé eso, y solo me quede unos minutos contemplando. La palabra es: Impresionante.

Nos dispusimos a caminar hasta la base del Teleférico, que tan solo estaba a 50 metros de donde dejamos el auto, y subimos hasta la taquilla a comprar nuestros tickets. Se nota que esta todo bien organizado y preparado para recibir grandes volúmenes de gente, pero este día que fuimos, eramos muy pocas personas, por suerte.

El primer contacto con la montaña de Fuente De en Picos de Europa
Antiguo pero moderno

Desde el 7 de enero hasta el 14 de febrero, estas instalaciones estuvieron cerradas por mantenimiento, asi que fuimos 3 días después de su re apertura.
El Teleférico de Fuente Dé se inauguro en 1966 y en el predio del lugar pueden verse algún que otro ejemplar de como eran las cabinas en ese momento. Inclusive la arquitectura del lugar delata su edad, supongo que para la época, fue algo realmente moderno.

De todas formas, la parte de maquinaria y cabina, se la veía realmente nueva. No se si tendrá que ver con lo del mantenimiento, pues no se como era antes, o bien ya lo tenían así de nuevo desde antes.

 

Sobre el trayecto

A la cabina subimos 6 personas, cuando tiene capacidad para 20, así que imagínense que no había mucha gente, lo cual me extraño sobre manera, porque el día estaba divino, y era domingo.
El recorrido dura un poco menos de 4 minutos y las vistas son impagables. Si bien arriba es espectacular, la subida tiene su encanto, ya que el movimiento y la perspectiva de las montañas hacen parecer que el paisaje se moviera.

De camino a la cima pudimos ver dos rebecos cantábricos en una montañita a la que pasamos por arriba y también a un montañista haciendo el recorrido a pie/escalando.
El teleférico ni se mueve, y es tan tecnológico que me hizo sentir muy segura, pero no lo recomiendo para personas con vértigo serio, pues tiene vidrio de punta a punta. Quizás con los ojos cerrados…

Si me dio un poco de impresión al «aparcar» porque tiene que encajar justo en un sitio pequeño y tampoco es que llega y se apoya en algún lado, si no que siempre queda suspendido. Así te subes y te bajas de el.

Cables de la cabina del Teleférico

 

La emoción

Tengo noción de que soy una persona por demás expresiva, y hasta algunas veces, exagerada o melodramática, pero mi primera impresión al bajar del Teleférico, fue nudo en la garganta y largarme a llorar. También se, que no conozco tanto del mundo, pero lo que tenia frente a mi, era algo realmente impresionante. No se si fue el paisaje, el cielo que estaba super azul, los pájaros que planeaban a metros de nuestras cabezas jugando con el viento, el manto blanco de nieve, estar de la mano de Tato o que, pero fue un momento muy emocionante y hermoso. Quizás fue la combinación de todo eso.

Las vistas son de 360º por toda la estación, pero hay un mirador que es el oficial, por decirlo de alguna manera, donde también te podés parar encima de una reja y ves todo el precipicio a tus pies.
Arriba te vas a encontrar con: El restaurante del lugar, un gifstore,  los miradores, una tienda donde te alquilan elementos para deportes de nieve, baños,  un pequeño museo/centro de interpretación y básicamente con los Picos de Europa (¡ja!).

Desde el lugar comienzan varias rutas de senderismo, pero en temporadas de nieve, tienes que ir muy bien preparado y equipado. Seguramente desde los puntos mas altos de la estación la vista es aun mejor, pero nosotros no íbamos preparados para pisar la nieve (no sabíamos como era arriba) así que solo nos quedamos en la estación.

Tampoco pudimos jugar ni hacer culopatin, porque no llevábamos nada de ropa para cambiarnos. ¡Buuu!

 

Datos útiles

Primero y principal quiero destacar que este es el sitio perfecto para venir en familia, ya que es apto para todo publico. Desde el bebé hasta el abuelo. También es apto para gente con movilidad reducida ya que observamos que tiene ascensores. Lo que no estoy seguro que arriba puedan hacer todas las actividades, puesto que hay varios desniveles, pero si tienes silla de ruedas podrás subir y disfrutar de las vistas.

Como llegar
Como ya saben, nosotros nos guiamos pura y exclusivamente con google maps, pero si les gusta mas hacerlo a la «Old School, la carretera que tiene que tomar para ir desde Unquera, Asturias, es la N-621. Todo derecho hasta el fondo.

Tickets
El precio normal de adulto es de 17€. En principio puede parecerte algo elevado, pero al llegar a la cima te darás cuenta que cada euro valió la pena. El precio para niños es de 6€

Que comer
Arriba en el Restaurante encontraras una sorprendente variedad de platos para  estar en el medio de la nada. Nosotros comimos ahí, ya que los bocadillos nos los comimos en el camino. El plato simple eran unas albóndigas en salsa con patatas fritas, con bebida y pan. Todo por unos módicos 6€. Realmente nos sorprendió la relación calidad precio porque estaba MUY RICO. También había platos combinados, muy abundantes (se lo vimos a nuestro vecino de mesa) y salían 9€, también con bebida.
Las vistas del restaurante son espectaculares, siempre y cuando la nieve no tape las ventanas.

 

En lo personal

Mi recomendación es que es un lugar para ir si o si, y mejor si puedes, engancharlo con un día día de sol y despejado. Para lograr esto, nosotros estuvimos revisando los pronósticos extendidos durante varias semanas hasta que pudimos proveer que se venían 15 días de sol, luego de que pasara la borrasca Helena.

Ahora que ya pasaron casi 48hs de haber estado ahí, y se me pasó un poco la excitación, puedo afirmar sin exagerar que el teleférico de Fuente Dé, es un lugar que hay que visitar si o si, una vez en la vida. ¡Y si puedes mas, mejor!

Los dejo con las fotos ♥

Cabina de Fuente De
La cabina del teleférico por dentro
Telesferico de Fuente De
Donde estacionan las cabinas del teleférico Fuente De
Telesferico de Fuente De
Panorámica desde el mirador a los Picos de Europa
Telesferico de Fuente De
Panorámica a un sector de los Picos de Europa
Telesferico de Fuente De
Mi mejor co- equiper y yo.
Telesferico de Fuente De
Las aves planeando
Telesferico de Fuente De
Camino a la tienda de elementos para deportes de nieve. Teleférico de Fuente Dé
Telesferico de Fuente De
Así estaba la entrada el restaurante de arriba
Telesferico de Fuente De
Tato ♥
Telesferico de Fuente De
Se me volaba todo. Fuente De
Telesferico de Fuente De
Vista desde el estacionamiento. Fuente de, picos de Europa
Telesferico de Fuente De
La tienda de regalos de abajo
Telesferico de Fuente De
Frente a la cafetería restaurante de abajo hay sitio para comer afuera, incluso tu propio bocadillo
Telesferico de Fuente De
A la derecha la cafetería restaurante frente a la montaña
Telesferico de Fuente De
Cafecito desde el bar de abajo con unas vistas inmejorables
Telesferico de Fuente De
Imponente, Cantabria.

Para saber mas sobre el Teleférico y saber si esta abierto o no antes de salir de tu casa (muchas veces se cierra por las condiciones climáticas, o simplemente porque hay mucho viento) puedes visitar su pagina web oficial aqui: Pagina Oficial Telesferico de Fuente Dé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.