Salvador de Bahia: Un viaje inesperado

El teléfono sonó y escuche un: -¿Tenes el pasaporte al día?- Dos horas más tarde, estábamos en el aeropuerto comprando los tickets hacia nuestro próximo destino Salvador de Bahía, un lugar del que nada sabíamos, un lugar por descubrir. La primera persona que nos recibe es Carlos un argentino de sesenta y pico, nacionalizado italiano, convertido en bahiano, enamorado del estilo de vida de su nuevo hogar. -Todo esta saliendo mejor de lo que creía-

Faro da Barra – icono de la ciudad
Salvador de Bahía fue la primera capital del Brasil colonial, tiene un rico legado cultural y arquitectónico que se pude apreciar a simple vista, desde las fortificaciones costeras, el empedrado de sus veredas hasta las coloridas fachadas que visten el Pelourinho (Centro histórico de la ciudad). La ciudad es conocida como la Capital de la Alegría por sus masivos festejos, el mas importante de ellos, el Réveillon o Fiesta de noche Vieja donde personas provenientes de todo el país se reúnen para festejar al pie del Faro da Barra y hacer sus ofrendas al mar.

Elevador Lacerda, une la ciudad alta y la ciudad baja
La ciudad esta dividida en dos, la ciudad alta y la ciudad baja, en esta ultima se encuentra el Mercado Modelo, visita obligada para turistas y locales. Al ingresar al mercado los colores y aromas se apoderan de tus sentidos. En el Mercado Modelo es imprescindible regatear, para los que no estamos acostumbrados a hacerlo al principio es un tanto incomodo, pero luego de unos momentos te das cuenta que es parte del “juego” y estar dispuesto a jugarlo puede ser muy divertido.

Atardecer bahiano.
Si decidís visitar esta hermosa ciudad del Nordeste brasilero, no podes dejar de: Probar los Cuzinhos de frango (Delicia frita que vivirá en tu corazón para siempre) Visitar el museo naval (con una increible colección de barcos embotellados) Conocer sus gigantescos Shoppings o Malls (Refugio del calor) Recorrer el Pelourinho de noche (donde banda locales llenan las calles de música) Ingresar al zoologico (La “Jaula” de las aves es simplemente magnifica) Usar el elevador Lacerda y Regatear en el Mercado Modelo

No desaproveches la oportunidad de viajar, nunca sabras lo que vas a encontrar en tu próximo destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *