La Cumbrecita. Pueblo alemán con acento cordobés.

Puede ser que La Cumbrecita sea ese  pueblo peatonal del que has escuchado hablar un montón de veces pero nunca fuiste, pero si un día te aventuraste a visitarlo, es casi seguro que volviste o queres volver porque es realmente encantador.

Si es tu primera vez ésta nota es para vos.
Como te mencione al principio, La Cumbrecita es un pueblo peatonal. ¿Como es eso? A este pueblito de montaña no podes acceder en el auto ya que el transito esta restringido. En verano no pueden entrar autos de 8 a 19 hs y en invierno no pueden hacerlo de 8 a 18hs. Esto se debe a que es una reserva natural y un eco-pueblo que  a través de los años han sabido mantener el equilibrio perfecto entre la naturaleza, el ecosistema y el avance de la vida moderna del hombre. No es un dato menor que es un pueblo con Wifi

Toda la actividad recreativa en el La Cumbrecita esta planificada para hacerse a pie o a caballo, así es que no es recomendado para personas con dificultades motrices, ya que solo podrán acceder a a algunas partes del pueblo y con cierta dificultad.

Comencemos pues contándoles como llegar. Por ruta 5 antes de llegar a Villa Gral Belgrano, desviación a la derecha en ruta 109. De ahí todo derecho por el mismo camino que termina en La Cumbrecita, no le podes errar.  Al llegar y sobre la misma ruta podrás encontrar a ambos lados un estacionamiento municipal pero pago. Cuesta $150 y como beneficio tenes disponible un bus que te lleva desde el estacionamiento hasta la entrada del pueblo (y a la vuelta también) que no es lejos pero es muy empinado. Donde te deja el colectivo podes encontrar la oficina de turismo y los baños.

Ahora si! Empieza el verdadero recorrido del pueblo peatonal. Vas a poder observar que todo el pueblo conserva su estilo Alemán desde que se establecieron las primeras casas en 1940. 

 


En el pueblo podes encontrar muchas actividades para hacer, entre caminatas, actividades de aventura y cabalgatas. Pero si no vas en búsqueda de grandes aventuras podes pasar el día recorriendo sus callecitas donde vas a encontrar muchos locales de artesanías, productos típicos y regionales. También podes encontrar unas encantadoras casas de te con una amplia variedad de hebras, cafés, y TORTAS DE MIL COLORES Y SABORES. Les recomiendo no se pierdan es Strudel de manzana aunque también nos tentamos con el streusel.

Te recomendamos que vayas con calzado cómodo porque el 90% de sus calles son de tierra. El otro 10% son empedradas, así es que deberías estar preparado con un buen par de zapatillas si lo que buscas es estrujar el destino al máximo.

Es una zona con mucha oferta de hospedajes. Hoteles, cabañas, apart y mas. Simplemente que no es tan económico puesto que es considerado un destino internacional.

Al ser el ultimo pueblito de la ruta, te imaginaras que no hay una inmensa cantidad de kioscos. Encontraras a la entrada del pueblo, frente al vado un supermercado (con buenos precios lo que a nosotros concierne) y luego un par de negocios mas para comprar tentempiés. Por eso mismo nosotros vamos bien “armados” con mate, snacks y agua.

 

A la hora de almorzar fuimos a al restaurante “La casa del fundador” que es donde vivió el mismísimo Don Helmut y hay un montón de artículos y objetos interesantes para ver en ese hogar reformado a local gastronómico. El lugar no es muy económico pero la comida es muy buena.

La casa del fundador – Restaurante

 

La casa del fundador – Restaurante

 

 

La casa del fundador – Restaurante

Muy pocos lugares tienen  la naturaleza que hay en La Cumbrecita. La colores, la vegetación, los ARBOLES! OH! No dejes de mirar esas fantásticas creaciones de la naturaleza porque son realmente bellos y muy muy altos sobre todo. Seguramente te vas a sorprender con las raíces a la vista de varios especímenes a lo largo del pueblo. Realmente es admirarle la forma en que los lugareños han sabido mixturar la vida humana con la naturaleza.

Arboles Enormes
La Olla – La Cumbrecita

 

Arboles Enormes

No importa si vas a pasar el día o decidís quedarte por mas, no hay manera de que este pueblito no te deje perplejo ante su belleza. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *